octubre 16, 2021

ARGENTINA BONITA

Te invito a casa

Google adquirió la empresa especializada en el seguimiento ocular: Eyefluence

La empresa que Google acaba de comprar es a la realidad virtual lo que en su día Android fue al mercado de la telefonía móvil. Puede sonar excesivo, pero Eyefluence -ahora parte de Google- es una compañía que tiene en sus manos la tecnología que ahora mismo más necesitan tanto la realidad virtual como la realidad aumentada: el seguimiento ocular.

Google ha comprado Eyefluence el mismo mes en que ha presentado las Daydream View, las gafas de realidad virtual que suceden a las Cardboard de la mano de la nueva tecnología de Daydream, la que ya se considera la nueva realidad virtual. Pero lo que Eyefluence podría ofrecer va mucho más allá de lo que hasta ahora entendemos por realidad virtual.

Eyefluence es una empresa relativamente joven. Fue creada en 2013, y en un primer momento recibió una inversión de algo más de 20 millones de dólares que salió de los fondos de compañías de la talla de Intel o Motorola. Esta empresa nació con un único objetivo: permitir a los usuarios que puedan interactuar con la realidad virtual y la realidad aumentada a través de la vista.

Pese a que Daydream ya ha dado un paso en este sentido -incorporando un control que nos permite movernos por la realidad virtual en nuestro teléfono-, lo que Eyefluence ofrece no necesita control alguno. La compañía ya ha hecho demostraciones de su proyecto en público, y hay videos que muestran cómo esta tecnología ya permite navegar por un menú simplemente con la mirada.

Eyefluence y Google darán vida a unas nuevas gafas de realidad virtual

Sería temerario decir que es una simple casualidad que esta noticia se haya dado a conocer pocas horas después de que hayan aparecido más detalles sobre las nuevas gafas de realidad virtual de Google. Unas gafas que, según los rumores, irán mucho más allá de Daydream y Cardboard.

Con el lanzamiento de las Daydream View todavía enfriándose, Google ya está trabajando en unas nuevas gafas que funcionarán sin necesidad de ningún móvil. Dicen los rumores que estas gafas combinarán incluso una pizca de realidad aumentada (seguramente Tango tendrá algo que ver en esto), y con la compra de Eyefluence ya nos podemos hacer una idea de por dónde irán los tiros en este nuevo proyecto.

Todavía es pronto para hablar de detalles más concretos, pero lo que está claro es que tarde o temprano Google dará un paso en la realidad virtual que no estará tan limitado como sí lo está Daydream. Esperemos que sea a comienzos de 2017.

Fuente: Blog de EyefluenceTech Crunch

]]>